lunes 11 , diciembre 2017
Home / Argentina / Sinopec suma interesados en adquirir sus activos

Sinopec suma interesados en adquirir sus activos

Al menos 15 empresas mostraron interés en quedarse con los activos de la petrolera china en la Argentina.


Sinopec

La china Sinopec avanza en su decisión, que se dio a conocer meses atrás, de poner en venta sus activos petroleros en Argentina. La salida del mayor grupo refinador de petróleo chino respondería a las pérdidas financieras y los conflictos laborales para operar en el país

A nivel local, Sinopec es el cuarto productor de crudo del mercado y aunque la venta incluye la totalidad de sus activos, la petrolera no mostraría “apuro” en concretar el traspaso y tampoco estaría convencida de retirarse totalmente del país, ya que sigue con la mirada puesta en Vaca Muerta.

De todas maneras sí sigue firme en desprenderse de los yacimientos de producción “tradicional”, que se concentra en bloque en Santa Cruz en la cuenca del Golfo San Jorge, y ya le anticipó oficialmente al Gobierno Provincial esa decisión.

Una operatoria de este tipo no es rápida y la petrolera no quiere “malvender” sus activos, por lo que insiste en que está dispuesta a “esperar” el tiempo necesario para que la venta se cierre de la mejor manera.
En esa dirección, Sinopec otorgó un mandato al banco Scotia Waterous para buscar interesados en esos activos.

Ya hace unos meses Sinopec anunció su decisión de reducir su presencia en los campos maduros de petróleo del Golfo San Jorge, aunque en aquel momento se asociaba esa noticia al enojo momentáneo del CEO de la petrolera que había quedado atrapado en un piquete en el norte santacruceño, algo que se desmintió luego, no porque el hecho no hubiera ocurrido, sino porque la decisión obedecía a cuestiones de negocios mucho más profundas y no a un arrebato momentáneo.

La petrolera produce hoy 3.900 metros cúbicos diarios (m3/día) del hidrocarburo, según datos del IAPG- y si bien había entablado conversaciones con jugadores del mercado local para desprenderse sólo de áreas marginales en Santa Cruz, desde China revieron esa estrategia gradual y optaron por intentar vender en un solo paquete los 16 campos hidrocarburíferos que tienen en la Argentina.

El proceso
Directivos del banco escocés Scotia Waterous estuvieron la semana pasada en Buenos Aires para avanzar con el armado de un data room de los bloques y evaluar el interés de posibles interesados. Sin embargo, la prognosis de la operación no se presenta como sencilla. Sinopec adquirió los yacimientos que hoy explota en el Golfo San Jorge en 2011, de manos de la empresa norteamericana Occidental Petroleum (OXY), que recibió a cambio US$ 2.450 millones. Parece casi imposible que pueda recuperar ese dinero. De hecho el valor ponderado de estos activos está entre los US$ 750 y los 1.000 millones.

“Las condiciones del mercado global son totalmente distintas. Son yacimientos depletados en los que hay que invertir mucho dinero para mantener la producción. Con los costos existentes en el norte de Santa Cruz y un precio internacional que navega en la banda de los 50 dólares, el techo de los activos no supera los 700 u 800 millones de dólares”, explicó al portal especializado EconoJournal el vicepresidente de una petrolera que evaluó las áreas.

Otro tema no menor, es que las 16 áreas que tiene Sinopec en Santa Cruz vencen en 2027, luego de que OXY obtuviera en 2010 la prórroga por 10 años de esos contratos que expiraban originalmente en 2017. La opción más lógica sería que la petrolera china busque ahora hacer lo propio más allá de 2027 a fin de elevar el tiempo de concesión y, por ende, el valor de esos yacimientos. Desde Santa Cruz, fuentes gubernamentales le bajaron “alarma” a la noticia, indicaron que la petrolera “no tiene apuro y la transición puede llevar meses o años”.

Tampoco se mostraron preocupados de qué pudiera ocurrir con los campos de Sinopec, lo mismo que pasó con Petrobras, cuando decidió retirarse: el freno a la inversión.

Cabe recordar que la petrolera brasilera prácticamente ingresó en un extenso período de paralización de inversiones, lo que provocó la caída abrupta en la producción y por ende en las regalías hidrocarburíferas, que aún CGC no logró revertir. “Los chinos son diferentes, ellos ya tienen aprobado el plan de inversión de los próximos cinco años” aseguraron a La Opinión Austral las mismas fuentes.

Venta posible
Pero, sin embargo, según trascendió, la Casa Central de la petrolera china ya recortó en sus libros el valor de los activos argentinos. Lo hizo el año pasado cuando comunicó un write off (ajuste negativo de valor) a nivel internacional por alrededor de US$ 1.500 millones. Por lo que tendría el camino allanado para ponderar en su balance una venta a bajo precio de sus activos en el país.

Este lunes, la agencia internacional de noticias Reuters también dio cuenta de la decisión empresarial de irse del país, aseverando que la misma respondería a “las pérdidas (económicas) y los problemas laborales”.

Podría haber más de 15 interesados en adquirir los activos, entre los posibles compradores -principalmente grandes firmas de energía de Estados Unidos, Europa, Africa y América Latina- se incluyen la petrolera estatal de Angola Sonangol y dos gigantes rusas de la energía incluyendo Rosneft. La mexicana Vista Oil & Gas también expresó su interés.

Por su parte, Compañía General de Combustibles (CGC), el brazo energético del holding argentino Corporación América, también estaría estudiando algunos de los activos en Santa Cruz, dijo la portavoz de Corporación América, Carolina Barros. Si esta última lograra hacerse de dichos yacimientos, disputaría con YPF su prevalencia en la provincia y pasaría a ocupar un lugar más que relevante entre las empresas productoras del país.

Cabe recordar que, igualmente, por imperio de la ley de Hidrocarburos y la provincial 3.117, bajo la cual se realizó la prórroga de los yacimientos en su momento, cualquier cambio de manos en la concesión debe ser avalada por las autoridades provinciales.

Pero además debe haber una resolución que tiene que ver con el pasivo ambiental. En su momento, cuando se otorgó la prórroga a OXY, esta debió elaborar un inventario ambiental para realizar un seguro de caución y que fijaba el plan de inversiones para resolver dicho pasivo.

Al vender a Sinopec, esa responsabilidad fue transferida a la actual operadora. De concretar esta el traspaso de sus activos, debe primariamente plantear la resolución de dicho pasivo ambiental o en su defecto establecer, con acuerdo de la provincia, una cláusula de transferencia de responsabilidad al futuro comprador.

(LOA-Reuters -EconoJournal)

LEER TAMBIÉN

Aranguren cerró la segunda Jornada Nacional de Eficiencia Energética

El ministro de Energía indicó que la eficiencia energética dará competitividad a la industria. Luego …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *