lunes 11 , diciembre 2017
Home / Noticias en Imágenes / Ocho motivos por los que deberías tener lámparas LED en casa

Ocho motivos por los que deberías tener lámparas LED en casa

Lámparas-LED
LEDs en la tele. LEDs en la ropa. LEDs en cada pequeño aplique de luz de casa, en tiendas, en museos, en juguetes… ¿Te diste cuenta que el LED está conquistado hasta el último rincón donde se requiere un punto de luz?
Y es normal, porque casi todo lo relacionado con la tecnología Light Emitting Diode (diodo semiconductor que emite luz al ser atravesado por una corriente eléctrica) son auténticas ventajas.
Así que, si aún eres de los que desenroscan las lámparas tradicionales en casa, presta atención porque después de leer esto, vas a hacerlo por última vez:
Es más segura que la luz tradicional, porque es menos contaminante: no tiene mercurio ni tungsteno. Además, reduce las emisiones de CO2 en un 80%.
Dura muchísimo más: hasta 45.000 horas de uso (más de 15 años, si la encendemos unas 8 horas al día), con un mantenimiento mínimo.
No genera calor, así que no quema (el 80% de la energía que consume se convierte en luz, al contrario que la lámpara incandescente o halógena, que pierde ese mismo porcentaje en forma de calor).
Ahorro energético (por el motivo anterior, consumen hasta un 85% menos que las bombillas tradicionales). En el importe de la factura notaras el cambio.
Resiste temperaturas más extremas que las lámparas, además de mayor humedad y vibraciones.
Encendido instantáneo.
Resistente a un enorme número de ciclos sin perjuicio para su rendimiento (las veces que se enciende y se apaga).
Reproduce los colores con una gran fidelidad, con un índice cromático de 80 sobre 100. Tiene, además, diferentes tonos de luz (fría, cálida) para ajustarse a todo tipo de ambientes.
Hay tres tipos de luz: blanco cálido, blanco frío y blanco puro
Esto nos vendrá determinado por los grados Kelvin de nuestra lámpara LED. Cada uno tiene una aplicación práctica: el blanco frío (5800K), para sitios que requieran luz potente, como lavaderos, garajes, almacenes…; mientras que el blanco cálido (3.000K) ofrece un ambiente agradable en habitaciones, salones y lugares que requieran luz ambiental. El blanco puro (4.500K), para baños, cocinas y sitios de trabajo.

LEER TAMBIÉN

Saeta Yield compra nueve parques eólicos en Portugal

La operadora española de activos energéticos anunció ayer la compra de Lestenergia por más de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *